26 febrero 2014

¡Si es que no te centras!: foco, foco, foco

Cuántas veces habremos escuchado esto de la boca de nuestros padres y madres: "¡si es que no te centras!". Y no es hasta que van pasando los años cuando te das cuenta de la gran verdad que esconden esas palabras, esas sabias palabras. Aunque nos cueste reconocerlo, nuestros padres y madres tienen razón muchas más veces de las que se la concedemos... así es la vida. El caso es que aprovechando esta frase, hoy voy a hablar de algo que debe ser la obsesión nuestra de cada día: el foco.

Sí, foco. Palabra de cuatro letras que empieza por "f". Una palabra que últimamente ocupa mi mente, sin posibilidad de deshauciarla... yo nunca lo haría. Para tener foco, hay que simplificar, quitar lo que sobra y alcanzar la esencia. Llegados a ese punto, toda se hace más entendible, los mensajes se potencian y los resultados mejoran. De ahí mi empecinamiento con pensar, describir, hablar y actuar con foco.
- Foco para sacar nuestras tareas adelante. Sin foco no hay paraíso, hablando desde un punto de vista de la productividad personal. El modo multitarea, lo más alejado al foco que conozco, es un auténtico ladrón de tiempo. Que si un mensaje por aquí, que si el teléfono suena, que si el correo abierto, que si trabajando cuatro documentos a la vez... esta es la mejor manera de tirar nuestro precioso e irrecuperable tiempo a la papelera y poner piedras a la consecución de los objetivos del día (porque sabréis, que hay que ponérselos en modo de tareas alcanzables, secuenciales no solapadas y siempre, siempre llevadas a buen fin). No siempre lo hago, me confieso pecador aunque en proceso de redimirme, y si algo me he demostrado es que cuando "paso" de organizar el día y sus tareas, no avanzo. Los que hablan y practican GTD (no puedo decir que sea mi caso), como es José Miguel Bolívar (@jmbolivar), un referente hasta donde yo he llegado  juran conseguir aprovechar al máximo su tiempo. Yo que aplico en una mínima parte, es decir, no lo aplico, noto grandes mejoras con estas pequeñas incorporaciones. Así que quizá tenga que pensar en esforzarme más. Pero volviendo al tema, ¡foco!
- Foco en nuestros objetivos. Es otra versión de "el que mucho abarca poco aprieta". La de enseñanzas que hay en la sabiduría popular. Pues sí. Nada mejor que dedicarse a todo  para no dedicarse a nada. Cuando dispongamos de una escopeta con cartuchos de perdigones, quizá tengamos suerte, pero normalmente por la vida, y permitidme que siga con el símil, vamos armados con un fusil, un rifle o una pistola que dispara balas de una en una y a menudo sin posibilidad de adquirir más. Cada oportunidad perdida para haber apuntado bien, es a menudo, una oportunidad que se va para no volver.
- Foco en nuestra propuesta profesional. Muchas veces me ha ocurrido que me preguntaban y preguntan, "y tú, ¿a qué te dedicas?". Antes y como ahora, no siempre era fácil explicarlo y en el intento solía (suelo) contar demasiadas cosas. Eso equivale a dispersarse y conseguir justamente lo contrario de lo buscado. Algo que nunca me ha fallado es contárselo a mi madre. Está tan alejada de lo que hago que si ella lo entiende a la primera, paso la prueba y si no, hay que cambiarlo. Es muy de mi tierra eso de "no te aturulles" haciendo referencia a tratar de hacer o contar mucho atropelladamente para acabar no diciendo nada... hay una solución, que se llama de nuevo, foco.
- Foco en las propuestas de las empresas. Puede aplicar a la tuya o a las que nos vamos encontrando. Si no somos capaces de definir muy brevemente lo que nuestra empresa o la competencia hace, es que no hemos captado o no nos han contado adecuadamente lo que hacemos o hace. Así de claro. Es algo que descubrí en el programa NEXT. Una manera de practicar este foco es ir reduciendo las propuestas desde una más amplia a una muy corta, hasta llegar a una palabra. Esa palabra es la esencia, el alma de una propuesta, de lo que una empresa es. Algo así, como la respuesta que se da al quinto por qué y que contiene la razón o causa de algo.
Así que hay que aplicar mucho las 3Fs, como dice más de uno: Foco, Foco, Foco. Es algo muy fácil de contar y os aseguro que muy complicado de conseguir. Seguiré luchando por lograrlo.

8 comentarios:

  1. Siempre que hago ejercicios de segmentación recuerdo esa escena de “El patriotra” en la que Mel Gibson dice a su hijo aquello de “aim small, miss small” (blanco pequeño, error pequeño).
    http://www.youtube.com/watch?v=XbtA0TIyoI8

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No conocía esa frase, pero es un excelente reflejo de un beneficio más del foco, foco, foco. Gracias por dejar el enlace a ese fragmento de la película.

      Saludos.

      Eliminar
  2. Está claro que cuesta...a algunos más que que a otros ;)) Yo seguiré luchando también.

    En mi humilde opinión cuando realmente focalizas, al menos en mi caso, es cuando tienes algo en lo que focalizar y es cuando realmente todo lo de alrededor se desvanece y empiezas realmente a poner toda tu energía en ese algo.

    Por cierto, doy fe de que José Miguel es un referente en GTD, para mi "El Referente".

    Un abrazo y gracias por el post. Es un placer leerte

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ramiro,

      Creo que nos cuesta mucho a todos. Justamente lo que describes es poner foco. A veces el alrededor se desvanece y otras se empeña en no dejarte centrarte, ahí esta lo complicado :)

      Tomamos nota para seguir con más intensidad a José Miguel. Es aconsejable seguir a los mejores para aprender.

      Gracias a ti por la visita y comentario.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Muy bueno campeón!! pero cambia el tipo de letra del blog que cuesta leerlo.. ¡no pongas impedimentos a que nos ilumines!
    Bsos de Diana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Diana:

      Toma nota de un tan sincero comentario, o esperaba menos ;-)

      ¿Mejor ahora?

      Y gracias por la visita y palabras. Un abrazo.

      Eliminar

Deja aquí tu comentario. No existe moderación alguna, por lo que todo comentario será un regalo. No obstante, si el contenido del mismo resulta ofensivo o carece de vinculación con las entradas, me reservo el derecho de eliminarlo.